Audi Q5 2012, el SUV actualizado

La marca alemana dio a conocer el renovado aspecto de este modelo con algunos cambios en su estética y mejoras en el consumo de combustible.
2012-04-27 08:39

El Audi Q5 ha optimizado su gama para este año con modificaciones en su diseño junto a nuevas tecnologías y equipamiento.

Con respecto a su estética, el SUV ahora ofrece la parrilla con bordes biselados, los paragolpes delanteros de remozada concepción que incorporan los faros antiniebla con inserciones cromadas. Además, las luces diurnas de LED añaden un diseño curvo que rodea las ópticas. En la zaga, los cambios más trascendentes pasan por los flamantes grupos ópticos con LED, los paragolpes, al igual que las modificaciones en el difusor y las salidas de escape.

Dentro del habitáculo, el Audi Q5 presenta cambios en su instrumentación, en la llave de contacto y en el mando de ajuste de la columna de dirección. Además, añade apliques cromados en otros comandos, se ha reajustado la botonera del sistema multimedia MMI y también se ha optimizado los controles de aire acondicionado, calefacción y el mecanismo Audi drive Select.

A su vez, entre los elementos de confort más relevantes, se pueden encontrar según la versión, el dispositivo de sonido Bang & Olufsen junto al MMI navegation plus con pantalla a color con gráficos 3D y reproductor DVD. También, cuenta con el punto de acceso WLAN que le permite a los ocupantes tener acceso a Internet y que se complementa con el conductor para obtener los servicios de Google Earth y Street View.

En materia de seguridad y asistencia del conductor, el Audi Q5 añade el detector de fatiga, control de crucero adaptativo, el mecanismo lane assist (aviso de cambio de carril involuntario), el side assist (detector de ángulos muertos para cambiar de carril), como más destacados.

La faz mecánica del vehículo está compuesta por múltiples alternativas de gasolina o diésel que incluyen el sistema start/stop de serie. Las TFSI (gasolina) se basan en los propulsores de 2.0 litros que desarrolla 225 caballos de potencia y en el V6 3.0 litros con unos 272 CV. Asimismo, las variantes TDI (diésel) constan de la planta motriz 2.0L de 143 y 177 CV respectivamente, junto al más potente de 3.0L V6 que le permite erogar unos 245 CV. Según las diferentes configuraciones, a estos impulsores se le pueden asociar las transmisiones manuales de seis marchas, la tiptronic de ocho posiciones y la S tronic de siete velocidades. La tracción en las cuatro ruedas es permanente para todas las versiones, excepto en la 2.0 TDI de 143 CV que se mantiene en las ruedas delanteras.

Por si fuera poco, Audi también ofrece la serie hybrid Quattro con el motor 2.0 TFSI de 211 CV y está acoplado a otro eléctrico de 54 CV, que cuando funcionan en conjunto, alcanzan los 245 caballos de fuerza. Con este conjunto y la caja de velocidades tiptronic de ocho marchas, el SUV acelera de 0 a 100km/h en 7,1 segundos y desarrolla los 225 km/h de velocidad máxima. Además, el usuario puede elegir entre tres modelos de conducción (a gasolina, eléctrica, o híbrida).

Audi que ha presentado recientemente prototipos como el A6 L e-tron o el RS Q3, ahora se despacha con la aparición del Audi Q5 2012.


Matias Muro