Audi: Su giro hacia el minimalismo y la pérdida de lujo

Análisis en torno a la apuesta de la marca alemana que, aunque galopando a la moda, comienza a perder signos de identidad en el interior de sus últimos modelos.

Especiales | conduciendo | 06/05/2013 | Compartir

De alguna forma (acaso subiéndose al caballo de la moda) el minimalismo se las ha arreglado para generar estrechos vínculos con el lujo, incluso siendo “la reducción a lo esencial” una de las máximas premisas de este movimiento que abarca disciplinas como la pintura, la arquitectura y la música. ¿No es acaso el lujo un sinónimo de la abundancia? Esta relación ya no es directa: el diseño limpio se ha convertido en un símbolo de estatus, un movimiento al que, con diversa suerte, se acoplan las automotrices de lujo.

En una nota anterior publicada en nuestro sitio afirmábamos que la adopción del minimalismo por parte de la industria automotriz puede ser explicada, en gran medida, por el ingreso de la tecnología al interior de los vehículos. De este modo, la migración de lo analógico (salpicaderas superpobladas de botones) a lo digital (pantallas que condensan múltiples funciones) ha establecido un cambio de paradigma en la creencia de que “menos puede ser más”.

Este viraje supone un peligro: si la adopción del minimalismo es radical, es posible que en vez de lujo la ecuación resulte en pura austeridad. ¿Es factible ser una de las marcas más suntuosas de la industria y ofrecer interiores despoblados? Aunque siempre se está a tiempo de girar en U y retomar el camino, nos animamos a afirmar que los últimos desarrollos de Audi están perdiendo la identidad que, en parte, le ha ubicado en el estrellato. Ante los “limpios diseños” de los nuevos A1 y A2 Concept, me pregunto si los clientes de Audi en verdad desean consolas centrales que, de tan austeras, logran hacernos olvidar que estamos a bordo de un modelo de lujo.

A diferencia de la marca de los cuatro aros, BMW se ha volcado por una estrategia interesante, optando por un modelo mixto. Su sistema iDrive incluye un monitor LCD en ubicación central el cual es controlado mediante una serie de mandos analógicos dispuestos en una consola próxima a la palanca de cambios. En el siguiente video publicado en el canal oficial de BMW en YouTube, es posible ver con tus propios ojos de qué estamos hablando. 

En la vereda opuesta aparece la menos conocida aunque creciente compañía Tesla Motors, cuyos modelos ofrecen como característica distintiva pantallas de generosísimas dimensiones prescindiendo de todo tipo de botones. Firma joven y con la necesidad de diferenciarse en el segmento, Tesla no corre los mismos peligros que Audi cuando apuesta por el minimalismo: ésta tiene tiempo para construir su identidad, mientras que la firma alemana corre el riesgo de borrar una parte importante de su idiosincrasia y aquello que sus clientes esperan al sentarse en una de sus butacas.

Loading Facebook Comments ...