Bentley Mulsanne Speed, el lujo suma potencia

Esta nueva configuración del mayor exponente de la automotriz de la B alada no sólo mejora las condiciones del rendimiento, sino que además ofrece una mayor eficiencia.

Novedades | conduciendo | 16/09/2014 | Compartir

Si bien lo más lógico es asociar directamente al nombre Bentley Mulsanne con el lujo y las máximas cualidades y características del segmento de los vehículos de lujo artesanal; desde la fábrica de Crewe anuncian que en el próximo Salón de París se exhibirá ante el público masivo al Mulsanne Speed, una versión que a todos los detalles y terminaciones vinculadas con la categoría premium le añade nada menos que 537 caballos de fuerza.

Con el afán de satisfacer todas las necesidades de sus clientes, la compañía británica optimizó la cámara de combustión, las lumbreras de entrada, los inyectores de combustible, las bujías y la relación de compresión del motor que se aloja debajo del capó de su buque insignia para lograr que su V8 de 6¾ litros y doble turbocompresor pueda desarrollar 537 caballos de fuerza y un torque de 811 lb.ft a partir de 1.750 rpm; es decir, 24 HP más y 59 lb.ft más que la versión de acceso.

Gracias a este nuevo rendimiento, y a pesar de los 2.685 kilogramos de peso en vacío, la velocidad máxima alcanza las 190 mph y el paso de 0 a 60 mph se da en 4,8 segundos. Como complemento, figura una recalibrada caja de cambios automática de ocho velocidades que fue diseñada para mejorar las sensaciones de conducción.

Asimismo, se añadió un nuevo modo “S” que le permite al conductor hacer que la suspensión y la dirección sean de carácter más deportivo y que la velocidad del motor se mantenga por encima de las 2.000 rpm. Por su parte, a través del sistema de desactivación de cilindros, el motor se transforma en un V4 al circular a velocidad crucero, lo que genera un manejo más suave, menor emanación de gases contaminantes y una mayor eficiencia, que según la compañía se eleva en un 13% al ampliar la autonomía del vehículo en unas 50 millas.

Así como aumentaron las cualidades técnicas y mecánicas, el flamante Mulsanne Speed también cuenta con mejoras en cuanto a la estética. Tanto las rejillas matriciales exteriores de acero inoxidable, como la rejilla del radiador, las rejillas del parachoques inferior, en las tomas de aire, los faros delanteros y las luces traseras de diseño de elipse flotante, lucen un acabado en tinte oscuro. Las llantas de 21 pulgadas, que pueden estar pintadas, pulidas o con un acabado oscuro; y el doble tubo de escape estriado completan una imagen lujosa pero con destellos de deportivadad. Al abanico de colores se suman las tonalidades Spectre, Candy Red, Camel y Marlin.

Por dentro, y tomando como base el lujo ya conocido en el habitáculo del Mulsanne original, esta configuración combina un tapizado acolchonado de color claro y con motivos en forma de rombo con otro de tono oscuro, molduras en Piano Black y paneles en fibra de carbono elaboradas artesanalmente. Además, figuran el emblema de Bentley bordado en todos los asientos, un acabado troquelado en el interior de los tiradores de las puertas, una palanca de cambios deportiva y pedalera deportiva de aleación, entre otros elementos.

Otras características de serie son el sistema multimedia con disco duro de 60 GB, conectividad Wi-Fi y el sistema de entretenimiento del asiento trasero, que incluye dos pantallas de 8 pulgadas y auriculares vía Bluetooth. De manera opcional se pueden instalar mesas de accionamiento eléctrico dotadas de ranuras y conexiones para iPad, un enfriador de botellas de vidrio esmerilado, acompañado de un juego personalizado de copas de champagne de cristal, y el sistema de sonido de 14 altavoces estándar puede ampliarse con el sistema de audio Naim for Bentley de 2.200 vatios.

Por el momento no hay precios confirmados, aunque se aclaró que la comercialización del mismo comenzará en el cierre del año.