BMW i3 Concept, el futuro está cerca

La firma alemana presentó en la ciudad de Frankfurt su nuevo prototipo ecológico del segmento premium que genera poca contaminación.

Sin categoría | conduciendo | 02/08/2011 | Compartir

Con la intención de comenzar a incursionar en la gama de vehículos con cero emanación de dióxido de carbono, BMW dio a conocer el modelo i3 Concept, un hatchback de cinco puertas que marca un hito en la historia de la marca y que está equipado con una motorización totalmente eléctrica. Se estima que llegará a comercializarse a partir del 2013.

Este dinámico carro, que posee una autonomía aproximada de 150 kilómetros, es impulsado a través de un motor eléctrico de 125 kW/170 CV con un par de 250 Nm que se distribuye a través de las ruedas traseras. La agilidad queda demostrada al alcanzar una velocidad de 150 km/h, donde se produce el corte electrónico por razones de eficiencia, ya que a velocidades mayores se consumiría más energía, lo que reduciría innecesariamente la autonomía. Por su parte, logra acelerar de 0 a 100 km/h en menos de ocho segundos. La caja de cambios es de una sola relación y transmite la potencia a las ruedas posteriores.

Si bien para realizar una carga completa se necesitan seis horas, con un cargador de alta velocidad se logra que la batería llegue al 80% de su capacidad en tan solo una hora. La alimentación de energía al motor eléctrico y a todas las demás unidades consumidoras están a cargo de células de ión-litio. A diferencia de un coche a combustión, este ejemplar bávaro genera, por lo menos, un terció menos de contaminantes.

Mediante el uso de la estructura innovadora LifeDrive, el i3 combina un peso vehicular de apenas 1,250 kilogramos con un habitáculo de optimo espacio realizado en fibra de carbono y con los más altos niveles de seguridad para afrontar cualquier accidente. A comparación de un auto convencional, la utilización de esta nueva tecnología permite reducir el peso entre 250 y 350 kilos.

El diseño armonioso y equilibrado demuestra las aspiraciones que tiene BMW para el futuro. En el interior hay cuatro asientos que, sumados a la apertura de las puertas en sentido opuesto, mas un maletero de 200 litros, hacen que este auto pueda ser utilizado en el ámbito urbano sin ningún tipo de inconvenientes.

Con las grandes superficies transparentes del exterior se logra un aspecto muy ligero que, junto con el gran porcentaje de superficies de material sintético reforzado con fibra de carbono, acentúa su liviandad y eficiencia. El techo vidriado hacen que en la parte interior se pueda disfrutar del ambiente externo. Predomina el color plateado claro (Silver Flow) y el color oscuro (Highgloss Black). La tonalidad ligeramente azulada que contrasta con las superficies de color negro demuestran el estilo futurista que desea implantar la marca.

Quienes no se quedan atrás en este impecable exterior son los innovadores faros de LED, que cuentan con arcos luminosos en forma de U. Estos, junto con la llamativa parrilla ovoide doble constituyen los elementos que determinan la estética de la parte frontal de BMW i. Las luces posteriores parecen estar suspendidas en la superficie acristalada de la luneta.

El i3 y el i8, su hermano híbrido, serán fabricados en la planta que BMW tiene en la ciudad alemana Leipzig. Según la marca, unos 400 millones de euros fueron destinados para la creación de nuevos edificios e instalaciones para el año 2013. La producción de vehículos será de CO2 neutral y se basará en los recursos renovables. La compañía está investigando la posibilidad de levantar sus propios aerogeneradores en el sitio de la planta.

Loading Facebook Comments ...