Dacia Duster Concept

Rompe los límites de diseño de la marca con una sorpresa futurista que alcanza a los modernos proyectos de estos tiempos.

Sin categoría | conduciendo | 23/04/2009 | Compartir

Dacia presentó en el Salón de Ginebra el primer Concept del fruto de una estrecha colaboración entre Renault Design de Bucarest, Rumania, y el Renault Design Technocenter, de Francia, que en conjunto trazaron éste Crossover de generoso espacio interior y figura futurista.

Con un largo de 4.25 metros – como el Logan-, una altura de 1.49m, cortos voladizos delanteros y traseros y una importante distancia de sus ejes le proporcionan una sensación de robustez y apelación deportiva.

Orgullo de ser diferente, ya que según de donde se lo mire, es un coupé –del lado del conductor- o un monovolumen –sobre el acompañante- con aperturas de puertas en sentido contrario, similar a un Mini Clubman, sin pilar central.

El frontal del Duster ofrece un amplio parachoque con dos aberturas de admisión de aire, que se refuerzan con la parrilla que tiene características típicas de Dacia y los faros que envuelven la trompa y se extienden hasta las puertas laterales. Las claras líneas interactúan entre sí sobre su lateral hasta llegar a la robusta cola del vehículo.

Pero sin dudas, especial atención tuvo la eficacia aerodinámica con las líneas fluidas en su cuerpo que permiten que el aire circule libremente a lo largo de los flancos del Duster. Sin embargo, esto no sólo benefició en cuanto a aerodinámica, sino también, en emisiones y consumo de combustible, ya que el 1.5 dCi de 105 caballos de fuerza –caja manual de seis marchas- emite 139 gramos de CO2/Km., lo que equivale a un gasto de 5.3Litros por cada 100Km.

El paso al interior no deja de ser futurista con dos tonos de colores como el chocolate y el azul, que además destilan bienestar y convivencia. La delgada línea de los asientos proporciona confort de primera clase y buen agarre del pasajero, mientras que la butaca del conductor se extiende a toda la consola central formando un conjunto escultórico.

El toque futurista lo provee la configuración con la cual rápidamente se pueden convertir las cuatro plazas, ya que el asiento del pasajero se desliza, sobre rieles, debajo de la butaca del conductor dejando un importante espacio como para cargar una bicicleta.

El Duster es una apuesta más de Dacia, ya que rompe los limites que venia manteniendo para pasar a un diseño futurista, que llama mucho más la atención y que seguramente atrae a clientes, que quizá antes preferían otras marcas por sus delineamientos más jugados.

Loading Facebook Comments ...