El Charger también tendrá una variante SRT Hellcat

Con 707 caballos de fuerza, esta flamante edición del reconocido musculoso sedán de Dodge puede realizar el cuarto de milla en 11 segundos y viajar de 0 a 100 mph en menos de 13 segundos.

Novedades | conduciendo | 14/08/2014 | Compartir

Y sí, era obvio que tarde o temprano esto iba a pasar. Después de la aparición del Challenger más poderoso de todos los tiempos, finalmente Dodge le dio riendas sueltas a su muscle car de cuatro puertas y presentó al Charger SRT Hellcat, una berlina que netamente deportiva que también lleva el mote del “más rápido y más potente” de su segmento.

Gracias a la incorporación del apellido SRT Hellcat, este sedán monta el ya conocido motor V8 HEMI de 6.2 litros que gracias a que está alimentado por un supercargador puede genera hasta 707 caballos de fuerza y 650 lb-pie de par. De acuerdo a lo revelado por la automotriz y lo certificado por la National Hot Rod Association (NHRA), el principal ente rector de las carreras de “arrancones” de Estados Unidos, el cuarto de milla lo realiza en 11 segundos con neumáticos de calle, es decir, 0,2 segundos más rápido que el impactante coupé.

Mediante el trabajo en conjunto con la transmisión automática de ocho velocidades Torque Flite que viene de serie y que ostenta relaciones de cambio en 160 milisegundos, el paso de 0 a 100 mph (160 km/h) lo lleva a cabo en menos de 13 segundos y la velocidad máxima alcanza las 204 mph (328 km/h). Vale la aclaración de que la caja se puede controlar a través de las levas que hay detrás del volante.

Por su parte, quien maneja puede elegir entre diversos modos de conducción (Custom, Sport, Default, Track y Eco), los cuales adecuan el andar a las necesidades particulares de cada viaje. Al igual que en el Challenger, en este ejemplar también hay disponibles dos llaves de encendido: con la de color rojo se libera el total de la potencia; con la negra, el potencial queda reducido a unos “miserables” 500 caballos y se inhiben algunos sistemas de conducción.

En lo que a estética se refiere, si bien el equipo de diseño de Dodge y SRT basó la apariencia de este radical ejemplar en la imagen del Charger convencional que se dio a conocer en el pasado Salón de Nueva York; en la nota de prensa se hace hincapié en que está inspirado en el modelo de finales de 1960. Las principales características que estimulan la visual de esta berlina son los nuevos paragolpes, las luces delanteras y traseras con tecnología LED, el capó que al igual que en el Viper dispone de grandes salidas y entradas de aire, el alerón posterior, las llantas de aluminio de 20 pulgadas con gomas Pirelli P Zero, las pinzas de freno de seis pistones; el splitter frontal y la doble salida de escape.

Dentro de la cabina las novedades se remite a asientos más confortables, tapizado de cuero y alcántara que permite elegir entre cuatro combinaciones diferentes, un volante con calefacción y con la base achatada que lleva el logo SRT en el centro, materiales suaves al tacto, un panel de instrumentos de color rojo, sistema de audio premium con 18 altavoces Harmon Kardon y una pantalla de 8.4 pulgadas táctil que permite la utilización del sistema de infoentretenimiento Uconnect.

A diferencia del Challenger, que ya tiene su precio de venta definido y su fecha de inicio de ventas programado, el Charger SRT Hellcat aún no tiene certezas de mercado, por lo que habrá que esperar unos días más para conocer este tipo de detalles.

Loading Facebook Comments ...