El Viper 2015 prepara su ataque

El regreso a las filas de Dodge, una nueva versión y dos paquetes especiales que optimizan la apariencia y la aerodinámica son las armas con las cuales el joven deportivo americano espera salir adelante.

Novedades | conduciendo | 08/09/2014 | Compartir

Según el horóscopo chino, el 2015 será el año de la cabra; sin embargo, desde Dodge esperan que sea el de la cobra. En medio de grandes inconvenientes de producción del modelo a causa de las reducidas ventas logradas en el último tiempo, y con la intención de remontar su decaída imagen, se dieron a conocer las primeras fotografías y los primeros detalles de la nueva edición del Viper.

El primer gran golpe de efecto que el Grupo FIAT Chrysler Automobiles (FCA) tiene para ofrecer para intentar despertar a los fanáticos de este deportivo es que vuelve a estar bajo el ala protectora de Dodge. Guiado por los planes de la compañía, SRT desaparece como submarca independiente y el hijo pródigo vuelve a casa.

Una vez definido nuevamente el nombre y apellido del modelo, la principal novedad del ModelYear 2015 es que incorpora una variante intermedia, denominada GT, que se ubica por encima del Viper y un escalón por debajo del GTS. Si bien posee el mismo nivel de equipamiento que la opción de entrada, añade un sistema de suspensión regulable que se puede adaptar de la mejor manera a la calle como a la pista, un sistema de control electrónico de estabilidad de cinco fases y un interior con asientos en Alcántara y cuero.

Vale destacar que las variantes GT y GTS suman a la paleta de tonalidades original los nuevos tonos Stryker púrpura y Yorange, los cuales lucen un aspecto de tipo “mercurio líquido”.

Más allá de este abanico compuesto por tres versiones “convencionales”, por así llamarlas, Dodge ofrece otras dos opciones más radicales. Por un lado está el Viper SRT Time Attack 2.0 Special Edition, una configuración basada en el modelo TA 2014 que incorporará un nuevo alerón trasero más grande, un kit estético más aerodinámico, suspensión regulable, una estructura de motor más ligera hecha en fibra de carbono, pinzas de freno Brembo y neumáticos estándar Pirelli P Zero Corsa. Este ejemplar estará limitado a 32 unidades.

La otra novedad es el Viper GTS Ceramic Blue Edition, que viene pintada de color azul cerámico con rayas negras y llantas “Rattler” de cinco radios con terminaciones exclusivas en Negro Vapor Chrome. Como complemento estético dispone de una insignia GTS, salidas de escape en negro satinado, una tapa de combustible embellecida, pinzas de freno naranja y apliques en fibra de carbono. En el interior se combinan los detalles y las coberturas en Alcántara, cuero Nappa, aluminio y fibra de carbono. Una placa ubicada en el salpicadero permite identificar el número de fabricación del vehículo. La producción de esta edición se limita a sólo 40 unidades.

Al margen del modelo elegido, el Viper 2015 continuará siendo propulsado en todas las oportunidades por un V10 de 8.4 litros que genera 645 caballos de fuerza con 600 lb-pie de par máximo que gracias su ubicación delantera-central y a la tracción trasera ostenta un reparto de pesos 50:50. Una vez más, la transmisión está limitada a una caja manual de seis velocidades; aunque en este caso el consumo de combustible aumenta una milla por galón en la carretera y llega a las 20 mpg. La velocidad máxima es de 206 mph.

Con todas estas modificaciones, Dodge y el mismísimo Viper esperan que el 2015 sea el año de la resurrección de la cobra.

Loading Facebook Comments ...