Ettore Bugatti, la última leyenda

El sexto integrante de la reminiscente serie especial de la firma gala honra al mismísimo fundador de la compañía y está inspirado en un Type 41 Royale de 1932.

Novedades | conduciendo | 07/08/2014 | Compartir

A un año del inicio del programa “Les Légendes”, Bugatti finalmente le da punto final a esta serie especial con la presentación del último ejemplar, el cual, como no podía ser de otra manera, homenajea y lleva el nombre de Ettore Bugatti, el creador de la compañía francesa.

De la misma manera que el resto de las “leyendas”, esta edición también se basa en el Veyron 16.4 Grand Sport Vitesse, por lo que su mecánica está conformada por el ya conocido propulsor W16 de 8 litros que genera 1200 caballos de potencia y que ostenta un torque de 1.500 Nm a 3.000-5.000 rpm. Gracias a este impulsor, el paso de 0 a 100 km/h se da en sólo 2,6 segundos y la velocidad máxima alcanza los 254 mph con el techo hacia abajo.

Más allá de esta coincidencia; la particularidad de este roadster es que el diseño de la carrocería de carbono está inspirado en el Type 41 Royale de 1932 que llevaba el número de chasis 41111, una de los artículos más destacados dentro de lo que conforma la obra de Ettore Bugatti dentro de la industria automotriz. De este histórico vehículo de aproximadamente 6,5 m de largo y 4,3 m de distancia entre ejes, se había planteado un objetivo de producción de 25 unidades para las diversas familias reales y jefes de Estado; sin embargo, finalmente sólo seis vehículos fueron construidos. Vale destacar que todos ellos siguen existiendo hoy en día.

En lo que a estética se refiere, cuenta con una carrocería bicolor en donde, si bien predomina el azul oscuro, son para destacar las zonas en donde se combina la fibra de carbono con el aluminio pulido a mano y acabado claro. Por primera vez, este material se utiliza para la totalidad de los paneles frontales y laterales, el capó, las bases y carcasas de los espejos, las manijas de las puertas exteriores y las esquinas de los paragolpes, las alas, las puertas y las regiones justo detrás de ellas. Otros detalles particulares de este modelo son las llantas que imitan el diseño de la rueda de ocho radios que dibujó el propio Ettore para sus coches de competición; la firma grabada en la tapa del tanque de combustible y el retrato del fundador en los zócalos.

A tono con el lujo que irradia el exterior, por dentro se utilizan dos tipos de cuero, uno es el de ternera tradicional -marrón natural- para revestir prácticamente todo el interior; el otro, es un cordobán exclusivo que se aloja en aquellas partes que normalmente se tocan con la mano, como el volante, la palanca de cambios, los tiradores de las puertas, la consola central y el reposabrazos de las puertas, los interruptores en los paneles y el módulo de techo. Aquí también se hace presente la tonalidad azul oscura. El rasgo más distintivo del habitáculo es “el baile del elefante” recubierto de platino, que está insertado en la tapa de la caja central trasera y representa a una clara reminiscencia al que llevaba el Type 41 Royale. Esta figura fue esculpida originalmente por el hermano de Ettore, Rembrandt.

Al igual que del resto de la gama “Les Légendes” (Jean-Pierre Wimille, Jean Bugatti, Meo Costantini, Rembrandt Bugatti y Black Bess), del Veyron 16.4 Grand Sport Vitesse Ettore Bugatti sólo se ensamblarán tres unidades que tendrán un costo de venta de 2,35 millones de euros cada una. La aparición ante los ojos del público de este deportivo se dará el próximo 15 de agosto en el Concours d’Elegance de Pebble Beach.

Loading Facebook Comments ...