Mercedes-Benz Clase A 2012,
renovación total

La automotriz alemana llevó al AutoShow suizo la nueva generación de su modelo de entrada, que pasó a integrar un nuevo segmento y cuenta con motores que van de los 109 a los 211 CV.
2012-03-06 12:51

Si bien el Concept Clase A ya había adelantado un poco cómo iban a ser las líneas del futuro modelo de producción, se puede decir que Mercedes-Benz dio un giro de 180° con la nueva edición del Clase A, puesto que el viejo familiar se convirtió en un compacto con aires deportivos que dispone de una amplia variedad de propulsores.

El cambio de segmento de este nuevo ejemplar, en donde la carrocería es más larga y su cercanía con el suelo es mayor, viene acompañado de otro tipo de público, ya que pasa de ser pretendido y buscado por las familias a los jóvenes. De hecho, comienza a competir con vehículos como el Audi A3 y el BMW Serie 1.

Esteticamente, en el frente aparece una parrilla compuesta por puntos en donde en el medio se destaca el enorme logo de la estrella, los paragolpes delanteros y traseros con entradas de aire y detalles de color rojo que hacen resaltar los rasgos. Además, en la zona posterior se destacan el difusor con dos salidas de escape, el alerón y los faros.

Por su parte, todas las versiones equiparán llantas de aleación de 18 pulgadas y 5 radios de color negro brillante, en donde las pinzas de freno de color rojo resaltan su carácter.

Dentro del habitáculo, al aspecto deportivo se le suman elementos de tecnología de última generación que no se habían visto hasta el momento dentro de la gama. Gracias al sistema de conectivdad y a una aplicación específica, el conductor puede integrar su smartphone al sistema de manejo sin ningún problema.

Mecanicamente existe una variedad de motores a gasolina o diesel que se adpatan a todas las necesidades de los usuarios, rinden de la mejor manera y son capaces de cuidar el medio ambiente gracias a sus bajas emisiones de CO2.

El abanico está compuesto por impulsores turbo de cuatro cilindros e inyección directa de gasolina de 115, 156 y 211 CV, y otros turbodiésel CDI de 109, 136 y 170 CV. Todos ofrecen la posibilidad de optar por una transmisión manual de seis velocidades u otra automática 7G-DCT de embrague dual. En ambos casos, el nivel de consumo es reducido, puesto que más allá del ajuste que recibió el sistema de válvulas figura la función la ECO start/stop función.

A nivel seguridad, el nuevo Clase A dispone de un radar y sistemas de asistencia como equipamiento de serie, en donde se incluyen el PRE-SAFE y DISTRONIC PLUS, los puntos ciegos, el mantenimiento de carril y los asistentes de los límites de velocidad.

Para el mercado europeo estará a la venta en el siguiente verano, mientras que no hay fechas para su llegada al continente americano. De igual manera, aún no se conocen las cifras con las que se ofrecerá.


Mauro De Girolamo