Mitsubishi Eclipse Cross, un nuevo modelo que dice presente

NoticiasNovedadesSalones | Matias Muro | 07/12/2017 | Compartir

La firma japonesa luce en el Autoshow de Los Ángeles al Mitsubishi Eclipse Cross, un vehículo que en el pasado se caracterizó por ser una coupé y ahora se ha convetido en un SUV.

El Mitsubishi Eclipse Cross presenta una mutación desde su inicio de producción, ya que al principio era un deportivo que se lo pudo ver en la primera entrega de la saga Rápido y Furioso del año 2001. Ahora se le añade una letras más a su nombre y ello lo hace ingresar al segmento de los compactos en su variante SUV. Además, en un futuro quizás desembarque en la Argentina, donde actualmente se comercializa el Outlander (ver ficha técnica) y podría competir con el Peugeot 3008, Nissan Qashqai, el SEAT Ateca, el Peugeot 3008, el Skoda Karoq, o el Mazda CX-5.

Su diseño exterior fusiona los rasgos de coupé que lo caracterizan con una carrocería SUV. La parte frontal se compone por una amplía parrilla con el ADN de Mitsubishi, con detalles cromados que destacan las luces LED. La trasera se distingue por la presencia de unas ópticas ubicadas a una altura inusual que divide horizontalmente a la luneta.

Mientras que en el interior el Mitsubishi Eclipse Cross incorpora diferentes detalles y tres tipos de equipamiento: Challenge, Motion y Kaiteki. Cuenta con una pantalla fija sobre el tablero que puede manejarse mediante un sistema Touchpad. También incluye Smartphone Link Display Audio compatible con Apple CarPlay o Android Auto.

Por otra parte, en materia de seguridad el Mitsubishi Eclipse Cross ofrece control crucero adaptativo, sistema de mitigación de choque frontal, alerta por desvío de carril, cámaras con visión 360°, Head-Up Display, aviso de presencia en el ángulo muerto y alerta de tránsito trasero, entre otros.

Debajo del capó, se ofrecen dos tipos de motores. Un 1.5 litros naftero con turbocompresor de 163 CV denominado 150T, que se acopla a una caja de cambios automática de 8 velocidades y accionamiento manual en modo Sport. Mientras que el otro es un es un propulsor diésel de 2.2 litros de inyección directa y 150 CV, que está asociado una transmisión automática de 8 velocidades.

Y así es como se ha presentado el Mitsubishi Eclipse Cross desde el Salón de Los Ángeles (ver nota), cambiando de diseño y estructura pero sin olvidar sus marcas deportivas. Ojalá en algún momento pueda formar parte del mercado local.

Loading Facebook Comments ...