MKZ 2013, el as bajo la manga de Lincoln

La firma de lujo de Ford llevará al próximo AutoShow norteamericano la nueva generación de su flamante sedán mediano, que suma nuevos sistemas tecnológicos, variedad de motores y gran confort.

Sin categoría | conduciendo | 04/04/2012 | Compartir

Basadose en la estructura del Ford Fusión 2013 y en la imagen del MKZ Concept, un grupo de diseñadores especializados de Lincoln crearon el MKZ 2013, una berlina de alto nivel que buscará competir en uno de los segmentos más duros del mercado. Su presentación se llevará a cabo en el Salón Internacional de Nueva York que comenzará el 6 de abril.

Para este nuevo ejemplar de la línea Premium se incorporaron algunos elementos que contribuyen a la tarea del conductor a lo largo del trayecto. Por ejemplo, figuran el sistema de cancelación activa de ruido, una cámara integrada en el espejo retrovisor que lee las marcas del camino y alerta los cambios de carril; el control de velocidad adaptable y la advertencia de colisión con la asistencia de frenado que funcionan a través de un radar; y el asisitente de estacionamiento junto con el informador de puntos ciegos. Entre todos ellos conforman un paquete de servicios muy completo.

Otras funciones que dispone el MKZ 2013 son los sistemas SYNC y MyLincoln Touch, que combinados permiten tener un mayor control del vehículo, ya sea mediante un pulsador en la pantalla de 10,1 pulgadas o con simples comandos de voz.

Por su parte, la propulsión ofrece un abanico con tres motorizaciones distintas. Por un lado están las dos opciones de gasolina, comprendidas por el EcoBoost de cuatro cilindros y 2.0L que eroga 240 CV y ofrece una eficiencia de 10,7 l/100km en ciudad y 7,1 l/100km en ruta; y el impulsor de 3,7L V6 que genera 300 CV y consume 13 l/100km en ciudad y 9,1 l/100km en ruta. Por el otro está la variante híbrida, en donde se combina un motor de combustión de 2.0L de cuatro cilindros junto a un sistema eléctrico que en conjunto lograr una potencia de 188 CV.

Las dos variantes de gasolina está asociadas a una transmisión automática de seis velocidades, mientras que la otra se acopla a una caja continuamente variable.

Más allá de la parte mécanica en sí, este sedán está dotado de serie con el Lincoln Drive, que proporciona la posibilidad de elegir entre tres diferentes modos de conducción (Sport, Normal y Confort).

En cuanto al exterior, si bien conserva detalles históricos de la empresa (la forma de la parrilla), entrega una imagen más moderna y elegante que los modelos anteriores. Además, una de las novedades que posee este automóvil es el techo panorámico de cristal retráctil, que en lugar de abrirse como lo hacen los modelos convencionales (en forma de ventana) aquí se mueve en su totalidad hacia atrás ofreciendo una de las aberturas más grandes del segmento.

Dentro del habitáculo, la calidad de los elementos se destaca a simple vista, puesto que se aúnan los sistemas tecnológicos con el tapizado de cuero y las terminaciones en madera y metal. A diferencia de antígüos modelos, para el Lincoln 2013 se reemplazo la clásica palanca de cambios por un sistema de botones que controlan la transmisión.

Como equipamiento a destacar se pueden mencionar la pantalla touch, los 11 altavoces, los asientos delanteros con calefacción y el arranque a control remoto. En materia de seguridad, cobran relevancia los cinturones posteriores con airbags.

Su producción se llevará a cabo en la planta que posee Ford en Hermosillo, México, y su llegada a los mercados norteamericanos se produciría a fines de año.

Loading Facebook Comments ...