NILS Concept, el monoplaza de VW

La firma alemana presentará en el próximo Salón de Frankfurt un nuevo prototipo urbano con motor eléctrico, capacidad para una persona y carrocería dinámica de aluminio.

Sin categoría | conduciendo | 05/09/2011 | Compartir

Tras la aparición de los Urban Concept de Audi, el Grupo Volkswagen develó las primeras imágenes del NILS Concept, un pequeño vehículo con tecnología eléctrica que dispone de un solo asiento y que fue diseñado especialmente para trayectos cortos en ciudad. Su presentación ante el público será en la edición número 64 del AutoShow alemán.

Según la marca, este prototipo es un automóvil que anticipa el futuro. Provoca un efecto como si alguien lo hubiera proyectado del año 2030 hasta hoy. En él se funden sostenibilidad, diseño y estilo de vida en una alianza nueva. El objetivo de este proyecto es elaborar un concepto técnicamente concreto y de sostenibilidad económica para la micromovilidad, de manera que la movilidad individual sea más eficiente y compatible con el medio ambiente gracias al motor eléctrico.

Justamente, el impulsor cuenta con una potencia nominal de 15 kW o respectivamente 25 kW de rendimiento máximo a corto plazo. Una batería de iones de litio es la encargada de suministrar la energía al motor, que a su vez distribuye su poder a las ruedas traseras. Esta diminuta fuente de energía se puede recargar en enchufes domésticos de 230 voltios, en un tiempo máximo de dos horas.

Respecto a su autonomía, dependiendo del estilo de conducción se puede lograr una velocidad máxima de 130km/h y un trayecto de 65 kilómetros. La aceleración de cero a 100 km/h se consigue en menos de 11 segundos.

Otras características que ubican al NILS como vehículo urbano son sus diminutas medidas. Una longitud de 3,04 metros, 1,39 metros de rueda a rueda, una anchura de solamente 0,86 metros u 1,2 metros de altura, hacen que se mueva sin problema alguno en zonas de excesivo tráfico.

En cuanto al exterior, existe una gran similitud con los autos de Fórmula 1, donde el conductor se ubica en el centro, el motor detrás y las ruedas de aluminio descubiertas. Las llantas de aleación de son de 17 pulgadas y llevan neumáticos de 115/80 (adelante) y 125/80 (atrás). El maletero, que se abre con el emblema de VW, se pliega hacia arriba la zona de encima del módulo de las luces traseras. El espacio está concebido de tal manera que se puede guardar una caja de botellas y una bolsa con alimentos.

La carrocería de aluminio, denominada Space Frame, fue diseñada sin piezas adosadas ni cristales. Por su parte, los parachoques y los revestimientos de los faldones laterales, entre otros, están construidos de plástico resistente. Sobre los costados se ubican las dos puertas con apertura de ala de gaviota. En estado cerrado, ofrecen una seguridad óptima en el caso de colisiones.

Los faros, las luces traseras y los intermitentes son de xenón y de LED. En la parte delantera, dos módulos de bi-xenón se encargan de la luz de cruce y de carretera, mientras que las de los intermitentes y de marcha diurna, que se ubican en los revestimientos de las ruedas delanteras, están formadas por LEDs blancos y amarillos. En el vidrio acrílico de las luces traseras, que están integradas lateralmente como pequeñas alas, se reproduce la luz generada por los LEDs mediante semiconductores transparentes.

En el habitáculo, el cuadro de instrumentos ha sido adaptado especialmente, a través de una pantalla TFT de 7 pulgadas, se muestra en el centro se muestra la velocidad de forma digital, el flujo de energía se representa mediante elementos visuales de barras y otro gráfico informa sobre la autonomía. Además, mediante la pantalla táctil el conductor controla las funciones navegación, radio, multimedia, teléfono, ordenador de a bordo y Eco, para predeterminar la autonomía. Al arrancar, se calcula la autonomía aproximada, se muestra el recorrido en la pantalla de navegación y los destinos alcanzables con la carga respectiva de batería.

Los retrovisores laterales se ajustan manualmente, la dirección prescinde de servoasistencia, y el control de calefacción y ventilación se regula completamente de forma electrónica. A la derecha de la columna de dirección se encuentra la tecla Start/Stop.

Como asisitentes para facilitar y ayudar al manejo están el Sistema de Control de Estabilidad Electrónico (ESP), que procura que el NILS mantenga el rumbo con suma agilidad; la función de frenada de emergencia en ciudad, que puede reducir la velocidad del impacto y en ocasiones evitar incluso el accidente; y un sistema activo que registra mediante un sensor láser (ubicado en el emblema VW delantero) el peligro de una colisión inminente y frena el vehículo automáticamente en ese momento.

Para el uso de este último dispositivo el conductor solo deberá seleccionar previamente (de forma similar a un control de velocidad de crucero) la distancia deseada con el vehículo que circula adelante y la velocidad. La desaceleración no se efectúa sólo accionando los cuatro frenos de disco, sino, que también mediante la tracción eléctrica a través del motor eléctrico y del sistema de recuperación de la energía de frenado. Por último se integra el Front Assist en el ACC. Este sistema activo permanentemente avisa al conductor de una posible colisión.

Todo indica que en Frankfurt, con la presencia del NILS y de los Urban de Audi, la tecnología eléctrica se presentará en envase chico.

Loading Facebook Comments ...