Nueva edición especial de MINI

La marca de compactos devela una nueva opción para los modelos Countryman y Paceman que se destaca por la tonalidad Frozen Black Metallic de su carrocería.

Novedades | conduciendo | 21/10/2013 | Compartir

La automotriz de origen británico sigue ampliando su portfolio, ofreciendo nuevas alternativas para sus clientes. En esta ocasión trae la Frozen Black Edition, una serie limitada que cuenta con una terminación exterior artesanal exclusiva para el Countryman y el Paceman en sus versiones S, SD y John Cooper Works.

La empresa austríaca Magna Steyr, con sede en Graz, es la encargada de aplicar esta nueva tonalidad a los modelos MINI. El proceso implica no solo la utilización de nuevas tecnologías, también precisa de un trabajo artesanal que obliga a limitar la producción de este producto.

Este tratamiento especial comprende la aplicación de una base de agarre y de protección contra la corrosión, la capa de color y una final de laca con silicatos que es la encargada de ofrecer el aspecto mate. El mismo proceso es realizado con cada parte unida, como por ejemplo los cobertores de los espejos exteriores.

Aunque esta tonalidad cuenta con el mismo nivel de calidad que el resto de las ofrecidas por MINI, el cuidado de la misma supone el utilizamiento de de productos especiales para evitar un efecto “brillante” indeseado.

Loading Facebook Comments ...