Porsche 911, una joya recuperada

Interés GeneralNoticiasNovedades | Alvaro Michelli | 19/12/2017 | Compartir

Luego de tres años de restauración, el Museo Porsche ha incorporado a su colección de vehículos al Porsche 911 más antiguo que posee. Se exhibe hasta el primer cuatrimestre del próximo año.

Bajo el nombre 911 (901 N° 57): Despega una leyenda, se muestra en el museo del fabricante alemán el Porsche 911 más viejo de la colección. Es un coupé color rojo fabricado en octubre de 1964, siendo una de las primeras unidades de producción en serie de este deportivo. Por entonces, el 911 era conocido como Porsche 901.

Cuando Porsche presentó al sucesor del 365 con la denominación 901 en el otoño de 1964 tuvo que renombrado a causa de un litigio y partir de allí se conoció como Porsche 911. Todos los vehículos para clientes producidos hasta ese momento fueron fabricados como 901, pero se vendieron como 911.

Medio siglo después, Porsche pudo llenar el hueco que había en la historia del museo en Stuttgart. Lo encontraron y tomaron la decisión de compararlo para iniciar  una reparación que lo devuelva a su estado original, y vaya si lo han logrado.

Más en Conduciendo.com: Notas Porsche

Transcurría el 2014 y un equipo de televisión sobre antigüedades evaluaba una colección de objetos en una granja detenida en el tiempo. Allí se toparon con dos modelos Porsche 911 de los años sesenta, uno con el número de chasis 300.057 lo que indicaba que era una de las unidades fabricadas antes del nuevo nombre. Luego un experto en el tema fijó un precio y el Museo Porsche lo adquirió.

Se encontraba oxidado y abandonado entre gallinas, y lo más importante era que nunca había sido restaurado. Eso le daba la oportunidad a la gente Porsche para rehacer el auto de la forma más auténtica y parecida al original. Trabajaron durante tres años utilizando piezas de carrocería genuinas tomadas de otros vehículos de la época.

El motor, la transmisión, los componentes eléctricos y el interior fueron reparados siguiendo los mismos principios. La premisa era mantener piezas y fragmentos donde fuera posible, en lugar de reemplazarlos.

Y de esta manera es como se exhibe el Porsche 911 en el Museo Porsche en Stuttgart. Se podrá contemplar hasta el 8 de abril de 2018. Una perla que vuelve a brillar.

Loading Facebook Comments ...