Test: Buick Regal GS AWD

Este vehículo combina el estilo refinado de la marca con un diseño atractivo y deportivo que le permiten congeniar una propuesta interesante.

Pruebas | conduciendo | 02/06/2015 | Compartir

El Buick Regal GS AWD es un sedán que reúne una serie de características para un público que puede buscar un automóvil elegante con un plus de deportividad.

Lo primero que rescatan mis ojos a la hora de describir sus exterior son sus amplias llantas de 19 pulgadas combinadas con los apliques en gris sobre las tomas de aire delanteras que denotan un aire más “sport” y agresivo. En cambio, la zaga si ofrece esa cuota de refinamiento con unas líneas más coherentes y modernas.

En su interior el Buick Regal GS AWD se destaca a simple vista por su generosa pantalla digital integrada con los medidores analógicos. Gracias a esta disposición se permite una gran flexibilidad en la visualización de diversas informaciones. Los materiales y acabados son de gran calidad y los apliques en fibra de carbono y cromo se integran sin problemas al conjunto.

Con respecto a su equipamiento incluye todas las características de lujo que se puede esperar en esta clase de vehículo. Por si fuera poco cuenta con el dispositivo OnStar de GM con su 4G LTE Wi-Fi integrado como uno de los elementos más destacados. Me ha tomado un poco de tiempo acostumbrarme a navegar e interpretar todas sus funciones sobre la consola central y la interfaz digital. Ello da a las claras el sinfín de parámetros que pueden explorarse sobre el automóvil. Además, sus asientos de cuero son más deportivos que cómodos por su tamaño ajustado pero de confección agradable. Las plazas traseras son cómodas y espaciosas.

El motor 2.0 litros turbo se ha mostrado vivo y sensible cuando se hunde el pie sobre el acelerador. Este Buick se siente sólido pero pesado lo que presupone una ayuda por sus altos índices de seguridad. Asociado a una caja de velocidades automática de 6 marchas y a la tracción total, el Regal cuenta con un depósito de 18 galones. Su consumo está establecido en 19 mpg en ciudad y en carretera trepa a las 27 mpg.

Con respecto a la seguridad y más allá de las bolsas de aire, cámara de visión, y el mecanismo de monitoreo de presión de los neumáticos, entre otros, cabe resaltar que la utilización de la advertencia de el sistema de puntos ciegos en los espejos fue muy útil en varias ocasiones debido a los gruesos pilares que reducen la visión, aunque luego de un corto período dejaron de ser un escollo.

Por último el potencial del sistema AWD no nos ha hecho falta desde la soleada California, por tal razón esperaremos a un próximo contacto para sacarle todo su jugo.

Loading Facebook Comments ...