Test: Fiat Mobi Way 1.0

El chiquito de la marca italiana cuenta con características pensadas para el tránsito citadino. Motor con bajo consumo, pequeñas dimensiones y maniobrabilidad. Cuesta unos $233.100-.

Pruebas | conduciendo | 10/05/2017 | Compartir

Años atras, el segmento A desapareció en Argentina. Hasta la llegada del Volkswagen up!, en 2014, el mercado citadino no tuvo representantes, salvo algunos vehículos surcoreanos o chinos, y muchos se volcaron a los SUVs más pequeños para saldar la “deuda”. Pero todo lo que se va alguna vez vuelve y el segmento A empezó a resurgir con el arribo de Fiat Mobi para hacerle competencia de igual a igual al modelo de la marca alemana.

El Mobi simboliza la entrada a la familia de Fiat. Ideado para un público jóven se comercializa en dos versiones (Easy y Way), ambas con el motor 1.0 litros de 70 caballos de potencia y transimisión manual de cinco marchas. Conduciendo.com tuvo la posibilidad de probar el modelo tope de gama y aquí están nuestras conclusiones:

DISEÑO EXTERIOR

Siempre decimos que es difícil evaluar el diseño exterior porque a lo que una persona le puedo gustar al resto le parece feo. ¿Entonces? A nuestro juicio no tiene una estética agradable, más sabiendo que la marcan italiana tiene productos que son los más lindos de sus respectivos segmentos. El Mobi es un modelo diseñado y desarrollado exclusivamente para el mercado latinoamericano.

A diferencia del up! que aprovecha los espacios, el Mobi tiene una trompa bastante amplia y unos cortes abruptos en varias partes de la carrocería. Los guardabarros son amplios y los neumáticos (175/65 R14) parecen pequeños ante tanta voluminosidad. Mide 3.566 mm de largo, 1.633 mm de ancho, 1.505 mm de alto y 2.305 mm de distancia entre ejes.

En la parte trasera cuenta con una tendencia que se ven en otros mercados y que empieza a ofrecerse en Argentina. El portón trasero no existe y cuenta con panel vidriado (como si fuese una continuación de la luneta) que le da una estética más bonito y amplía en algunos litros la capacidad del baúl.

La versión Way que estuvo a prueba cuenta con retoques “off-road” como los guardabarros en plástico negro, las barras sobre el techo, los plásticos negros que recubren a los faros antiniebla y las llantas de aleación con un diseño diferente.

DISEÑO INTERIOR

En cuanto a estética es bastante agradable pero las terminaciones y los materiales pueden ser mejorables con un poco de voluntad. Todo está terminado con plásticos (bastantes) duros. La combinación de colores, la consola central y el bonito panel de instrumentos se esfuerzan para mejorar al Mobi.

La posición de manejo es acorde a lo que ofrece el modelo. Tiene regulaciones manuales para el volante y las butacas para encontrar la ubicación perfecta. Las plazas delanteras tienen el apoyacabezs integrado y las plazas traseras son muy reducidas. Sólo niños menores a diez años pueden viajar cómodos porque hay poco espacio para las piernas. El Mobi se ofrece sólo con carrocería de cinco puertas y tiene una capacidad de baúl de 235 litros.

Por el lado del confort y la tecnología, la versión Way cuenta con el sistema Connect (sin pantalla táctil) pero con Bluetooth y volante multifunción. Además, cuenta con aire acondicionado, dirección asistida, levantavidrios eléctricos delanteros, alarma antirrobo y espejos exteriores eléctricos con función Tilt Down.

MOTOR Y CONFORT DE MARCHA

Todas las versiones del Fiat Mobi se comercializan con el motor 1.0 litros que alcanza los 70 caballos de potencia a las 6.000 rpm y 94 Nm de torque a las 4.250 rpm. Este impulsor se combina con una caja manual de cinco velocidades y tracción delantera.

Claramente el Mobi está pensado para la ciudad. El motor tiene mucho torque en baja y a velocidad de autopista va a revoluciones bastante altas (a 120Km/h pasa los 4.000rpm). Según números que informa la marca, este modelo alcanza los 150 km/h de velocidad máxima y tiene una aceleración de 0 a 100 km/h en 14,7 segundos (a nosotros nos dio un poco más). La caja de cambios es marcada y lenta. Nada de pasar los cambios como si fuese un vehículo deportivo.

Por supuesto donde mejor desarrolla su potencial es en la ciudad. Es un auto que te permite hacer maniobras fáciles a baja velocidad y moverse por el tránsito con total comodidad. La suspensión está regulada para andar por nuestra calles con baches, lomos de burro, serruchos o todo lo que han puesto para bajar la velocidad. En ruta es un poco propenso a moverse en las curvas y hay que tener mayor cuidado con su estabilidad. Definitivamente, no es un deportivo.

EQUIPAMIENTO Y SEGURIDAD

El equipo de confort está al nivel de los pedido para este tipo de modelos. La opción tope de gama cuenta con un sistema multimedia con conexión auxiliar, reproductor de radio AM/FM con cargador para CD, USB y, el ya mencionado, Bluetooth. Además, ofrece sistema temporizador de luces, indicador de cambio de marcha para menor consumo, apertura del baúl a distancia y desde el interior, computadora de a bordo, asientos traseros rebatibles 60/40 y toma corriente de 12v.

Por el lado de la seguirdad, cuenta con todo lo que exige la ley: frenos ABS, doble airbag frontal y anclajes Isofix. Además, agrega repartidor electrónico de frenada (EBD). Tiene cuatro apoyacabezas y cuatro cinturones inerciales de tres puntos. El pasajero de la plaza central trasera no tiene apoyacabeza y se debe conformar con un cinturón de apenas dos puntos.

Un equipamiento acorde pero que aún no tuvo una prueba de choque de LatinNCAP que si la tuvo su máximo rival, el Volkswagen up!, con resultados totalmente exitosos. Sólo tenemos que esperar para tener un veredicto de profesionales.

CONCLUSIÓN

El Fiat Mobi Way está desarrollado con el objetivo de ser un vehículo económico y de un uso exclusivo en la ciudad. Su diseño y los materiales así lo muestran. Su equipamiento está al nivel de lo que equipan estos automóviles. El espacio interior es menor a la que ofrece el up! y eso es otro punto que le pude jugar en contra.

¿Cuál es el problema del Mobi? En realidad el principal problema no es sólo del Mobi sino del mercado argentino, no hay autos económicos. Entonces cuando buscamos un modelo de estas prestaciones nos ponemos a evaluar otro tipo de opciones porque no nos falta tanto para llegar a otro segmento. Creo que con un valor de $50.000- menos, el producto de la marca italiana tendría muchos más clientes. Pero… pedir que bajen los precios en Argentina es como encontrar agua en el desierto.

Loading Facebook Comments ...