Tests | conduciendo | 29/12/2015 | Compartir

Test: Kia Sorento SXL V6 AWD 2016

El todoterreno surcoreano se somete a prueba donde se destaca su equipamiento y versatilidad con un diseño sobrio.

A la hora de tomar contacto con el Kia Sorento 2016 percibimos un producto sólido con un gran número de características inesperadas. Este afirmación es positiva ya que a partir debemos exigirle a la marca estos parámetros para cada uno de sus productos. Gracias a ello y a estos atributos se los puede situar a la par de “los grandes de la industria”.

En lo que respecta a su diseño exterior, el Sorento no se prensenta como un SUV llamativo aunque si se percibe en el aire su presencia. Su parrilla y los faros se encuentran bien integrados y los grupos ópticos más pequeños situados por debajo le aportan ese toque de modernidad esperado. Su toque deportivo se percibe por los trazos hundidos sobre sus puertas que se complementan con las terminaciones y las llantas cromadas de 19 pulgadas.

Una vez dentro del habitáculo el Kia Sorento 2016 incluye detalles de categoría sobretodo por los asientos de cuero y Napa marfil que en esta unidad son opcionales pero que le otorgan un aspecto cálido y luminoso. Los comandos de aspecto moderno son fáciles de operar (se encuentran agrupados y separados de otras funciones bien diferenciadas).

Uno de sus puntos fuertes son sin dudas sus detalles de confort. Techo panorámico, cámaras,calefacción y refrigeración de asientos delanteros, calienta asientos traseros y volante, al igual que el sistema de sonido Infinity. La pantalla táctil de 8 pulgadas está bien ubicada y diseñada pero también es de fácil de navegar. Por si fuera poco cuenta con unos pequeños detalles que dan una impresión importante. Por ejemplo la iluminación de bienvenida inteligente, al igual que la extensión de los espejos de forma automática al momento de que llave se acerca al vehículo.

Otro de los pilares que destacan al Kia Sorento 2016 es su versatilidad. Los usuarios o posibles clientes esperan que este modelo sea capaz de servir para diferentes propósitos. Gran capacidad de carga, capacidad para 7 plazas forman parte de sus cometidos. La comodidad no se ha resignado para los ocupantes de la segunda y tercera fila los cuales pueden ajustar los controles climáticos de manera independiente.

A la hora de ajustarse el cinturón, poner en marcha y encarar el asfalto el Sorento aporta una sensación sólida pero sensible. El motor V6 GDI de unos generosos 290 HP, y su dirección precisa (no tanto como los vehículos alemanas aunque cada vez está mas cerca) invitan a circular de forma tranquila y amena en parte también por el techo panorámico que crea un ambiente propicio.

En conclusión el Kia Sorento de nueva generación es más atractiva y cumple a la perfección con las premisas para las cuales fue creada. Comodidad y el valor excepcional asociado a la marca (con un precio inicial de $24.900) son parte de sus atractivos puntos. Para esta versión de prueba SXL V6 AWD el costo se incrementa a unos $45.800 pero si se lo compara con parte de sus rivales incluye características que sólo incluyen vehículos mucho más caros.