Test: Toyota SW4

Fabricada en Argentina, es una de las camionetas más vendidas desde 2005 por su tamaño, prestaciones, relación precio-producto que se relacionan con el estilo sobrio e imagen de la marca.
2011-04-12 09:49
Si bien no es una novedad, la SW4 ingresa en momentos de hacer evaluaciones por diversos motivos. Por un lado cumple 500.000 unidades de fabricación en conjunto con la exitosa Hilux, ambas elaboradas en la planta que Toyota posee en la Provincia de Buenos Aires; por el otro es uno de los vehículos referentes en su categoría y ya lleva seis años en el mercado tal como se la conoce actualmente incluyendo el pequeño remozamiento de 2009.

El éxito de este modelo reposa en sus características que, en conjunto hacen una camioneta con condiciones para el off road real sin despreciar el confort. La imagen mundial de la marca también es otro de los elementos que han ayudado a la SW4 a ser muy vendida además de tener un precio ajustado en relación a la competencia si consideramos su tamaño, ello gracias a su fabricación nacional.

Empezando por su exterior, encontramos que responde a los conceptos de Toyota. No es muy moderna ni posee elementos de diseño de avanzada pero es actual y sobria, por lo que no llamará demasiado la atención donde concurramos con ella. Por tal motivo será mejor recibida por quiénes la usen para trabajar, privilegien el espacio interior, el perfil bajo o el desempeño fuera de ruta.

Su interior representa similares conceptos, pues es actual pero no se destaca por ningún elemento o diseño. En algunos casos, como el estéreo, botones o determinados accesorios hasta han quedado desactualizados, pero ello se complementa con unos cálidos asientos forrados en cuero, buena posición de los mandos que son de fácil acceso para el conductor las muchas salidas de aire acondicionado desactivables para todas las líneas de asientos.

Este habitáculo tiene elementos de confort importantes, como los asientos del conductor regulables eléctricamente, comandos del sistema de audio desde el volante, control de velocidad crucero, espejos exteriores rebatibles eléctricamente que son casi imprescindibles por el tamaño de la SW4. Para su precio, hemos considerado algunos faltantes como el puerto USB, las luces de encendido automático, el techo solar o el climatizador automático de más de una zona.

Obviamente que a pesar de su elevado importe, resulta más económica que algunos modelos de la competencia, ya que es difícil acceder a un vehículo similar por un valor semejante. Ello nos lleva a evaluar con ciertos cuidados los faltantes.

Pero la verdadera conveniencia de esta camioneta estará dada en primer término por su espacio interior. Posee tres filas de asientos, donde la tercera se acopla fácilmente consumiendo gran parte del baúl, pero a la vez este se pude ampliar quitando -también de manera simple- la segunda hilera de asientos. Esta versatilidad nos permitirá tener un automóvil familiar (aunque posee como faltante importante los ganchos para fijar sillas de niños) y ser a la vez un gran aliado del trabajo.

No es una camioneta de uso netamente urbano, porque su tamaño puede parecer excesivo para desplazamientos en ciudad donde los espacios no abundan para estacionar o moverse en las calles pequeñas o con poco espacio en general aunque en muchas oportunidades se la usa solo con esta finalidad. Por el contrario, la ruta le sienta bien, porque es estable en línea recta a pesar de su altura y despeje y a velocidades constantes donde no es muy rumorosa.

Pero su esencia no deja de ser la de un verdadero off road, donde mostrará gran parte de su utilidad o costado ligado al placer de sus dueños. Pues fue concebida como una verdadera 4x4 al incorporar caja reductora a diferencia de lo que hoy sucede, donde la mayor parte de SUV poseen tracción completamente automática que se adaptan a las condiciones del camino para lo cual es necesario ciertos conocimientos a la hora de su uso.

Una de sus cualidades esenciales es su robustez, la que nos permite utilizarla para cualquier clase de caminos y en diversas situaciones de carga o transporte sin la más mínima queja respondiendo de manera similar a como lo haría su hermana de doble cabina, la Hilux.

En general se destaca su puesto de conducción elevado y las suspensiones largas que harán mejorar el desempeño fuera de ruta pero sacudir un poco la carrocería en tramos urbanos, sobre todo en las plazas posteriores. Esto perjudica un poco a los ruidos interiores, donde las fijaciones de algunos elementos como la tercera fila de asientos rebatida, vibra y emite algunos sonidos con el trajín.

A pesar de los altos y bajos, la SW4 se destaca por su confiabilidad general, la experiencia de la marca en esta materia heredada de la reconocida Land Cruiser y, como lo hemos mencionado, su buena relación costo – beneficio, pues sus competidores directos dentro de la gama de camionetas de más de 4,7 metros de largo no poseen las mismas cualidades off road, de espacio interior o son más caras como son más caras.
Fernando Guido