Novedades | conduciendo | 31/10/2013 | Compartir

Un Rolls-Royce en homenaje al circuito de Goodwood

La marca de lujo inglesa diseñó el Chicane Phantom Coupé inspirándose en la gran historia de este autódromo.

El gerente de la automotriz en Dubai, Mohammed EL-Arishy, fue el propulsor de crear este auto que captura la atmósfera del mítico circuito. La idea se le ocurrió mientras cenaba en el Goodwood Hotel, ubicado junto a la sede de Rolls-Royce, rodeado por las fotos de los grandes pilotos que lograron la gloria en esa pista.

Con los mejores diseñadores y artesanos del mundo automotor dispuestos a la tarea, la marca creó el Chicane Phantom Coupe, un auto único que incorpora detalles y materiales que evocan la historia deportiva de Goodwood.

El exterior del vehículo presenta una tonalidad Gunmetal combinada con los bordes del capó y del parabrisas en negro mate. Además, y continuando su estética moderna, este es el primer Rolls-royce contemporáneo en presentar llantas del mismo color que la carrocería.

En el interior dominado por el tapizado de cuero rojo se sustituyeron las clásicas terminaciones en madera por unas en fibra de carbono, material utilizado en los bólidos de carrera modernos. Otras alusiones al mundo de la competición son las costuras en forma de bandera de llegada y la placa con el trazado del circuito en la guantera.

De esta manera, y motivados por una inspiración momentánea, los técnicos de Rolls-Royce han creado otra obra de arte sobre ruedas. Esta no es la primera vez que un interés o una pasión personal se convierten en un motivo de creación, ya que existen vehículos de la marca realizados a pedido, inspirados en el color de una sombra de ojos preferida o con terminaciones en madera tomadas de un árbol propiedad del cliente que hizo el encargo.