Test: BMW Serie 8 Gran Coupé

Pruebas | Matias Muro | 29/05/2020 | Compartir

Desde los Estados Unidos, uno de los últimos modelos de BMW fue puesto a prueba, se trata del Serie 8 Gran Coupé 2020 en su versión 840i xDrive.

El BMW Serie 8 Gran Coupé, es un vehículo para quienes buscan el lujo que ofrece el señorial Serie 7 pero con algo más de deportividad.

Cabe aclarar que en el mercado nacional no está disponible, pero si la versión Coupé 850 xDrive (ver ficha técnica)

Mecánica

Para esta oportunidad, tomamos contacto con la versión 840i xDrive con un propulsor 3.0 litros de doble turbo y 6 cilindros que desarrolla unos 335 caballos de fuerza.

Trabaja en conjunto con una caja de velocidades de ocho marchas y levas al volante que abastece a las cuatro ruedas.

Sobre el manejo debemos mencionar que es un vehículo suave y armonioso, si se lo trata con cariño, aunque si se necesita “condimento extra” sólo hay que hundir el pedal derecho. En ese preciso momento, el motor, la suspensión y dirección se aclimatarán a ello.

Más allá de su tamaño, el BMW Serie 8 Gran Coupé se ha mostrado ágil con pasos de cambio correctos y suaves. El sonido del escape también es muy encantador (sin ser el poderoso V8) para quien desea algo de pimienta.

Diseño del Serie 8 Gran Coupé

Cabe aclarar que su aspecto exterior nos ha agradado gratamente, y más si le sumamos el paquete “M” que lo viste con un look más agresivo. Llantas de 20 pulgadas bitono, paragolpes y faldones laterales junto a las salidas de escape le han sentado de maravillas.

El interior del BMW Serie 8 Gran Coupé recibe el mismo lineamiento deportivo con tonalidades oscuras combinas con rojo y las terminaciones cromadas. Claro que el confort y las últimas tecnologías no se han suprimido.

Como punto poco favorable y en virtud de su diseño, debemos mencionar que sobre las plazas traseras el espacio para la cabeza de los adultos es algo acotado debido a la caída del techo.

No ocurre lo mismo con el sitio para las piernas donde ha ganado en comodidad con respecto a la variante coupé. Asimismo el espacio de carga también es acorde con el tamaño.

Equipamiento

Por el lado de la conectividad, el BMW Serie 8 Gran Coupé posee el sistema Apple CarPlay complementado con la extensa pantalla central de 10,3 pulgadas.

Además suma el sistema de sonido Harman/Kardon, cargador inalámbrico y arranque remoto, como más relevantes.

La seguridad se conforma por varios asistentes incluidos, pero otros tantos se suman de manera opcional. El control crucero adaptativo con detención, asistencia de cambio y mantenimiento de carril son algunos de ellos.

También forman parte el monitor de punto ciego, asistencia de tráfico cruzado y el dispositivo de visión nocturna.

Conclusión

En cuanto al aspecto general, el BMW Serie 8 Gran Coupé nos ha sorprendido gratamente. A simple vista por su diseño exterior imponente pero también por su conjunto mecánico con su motor de seis cilindros que se ha comportado adecuadamente y le alcanza perfectamente para su cometido.

Además, su interior moderno plagado de tecnología combinado con su look deportivo y el confort general de los pasajeros han sido parte de sus grandes aciertos.

Quizás esa postura atlética repercute en el reducido espacio para la cabeza en el sector trasero y la poca visión que tiene el conductor hacia esa dirección.

Otra cuestión a tener en cuenta para quien busque un vehículo como el BMW Serie 8 Gran Coupé 2020.

Para acondicionarlo estéticamente, en materia de seguridad y en detalles de confort habrá que desembolsar unos dólares extras por sus tantos opcionales.

Quizás, en algún futuro BMW decida traerlo al país para completar la familia.

Video completo (click aquí)

Loading Facebook Comments ...