Freze Nikrob: economía y ecología

NoticiasNovedades | Matias Muro | 13/04/2021 | Compartir

Se trata de un pequeño vehículo eléctrico citadino bautizado Freze Nikrob que tiene como premisa su bajo costo y el cuidado por el medio ambiente.

El Freze Nikrob es uno de los automóviles más económicos del Viejo Continente con un tamaño acotado para desempeñarse sin inconvenientes por las grandes ciudades.

En realidad tiene su génesis en China como Wuling Hongguang Mini. Desde allí se lo ha adaptado para Europa donde proviene de Asia desarmado y es ensamblado en Lituania por la compañía Dartz para bajar los costos.

Mecánicamente el Freze Nikrob cuenta con un reducido motor eléctrico que genera tan sólo 18 caballos de fuerza (13 kW).

Se agrega la batería con dos capacidades (9,2 o 13,8 kWh) con el que puede recorrer unos 200 kilómetros con la de mayor potencia, según ciclo NEDC.

La velocidad máxima está estipulada en 100 km/h que son más que suficientes para desplazarse por el asfalto citadino.

Por otro lado, el diseño del Freze Nikrob es muy simple con 2,9 metros de largo. Grandes puertas, reducidos pasos de rueda y una especie de techo flotante son algunos de sus rasgos.

Tanto los grupos ópticos delanteros y traseros no son modernos pero le sientan bien a este urbano.

El interior no es estridente, ofrece lo justo y necesario. Un tablero de instrumentos digitales y una serie de botones físicos forman parte de sus comandos principales.

Al parecer no incluye una pantalla multimedia central que le permitiría generar una mayor experiencia a bordo.

Pequeño y ecológico, el Freze Nikrob también es económico. En el mercado europeo se puede conseguir a menos de 12.000 dólares la versión de acceso y trepa a unos 17.850 dólares para el tope de la gama.