Hyundai Azera

Este sedán completamente nuevo marcará el ingreso de Hyundai en el segmento de los medianos lujosos. Nunca antes la marca coreana había utilizado un motor tan potente como el V6 de 3.8 lts de 263 HP que equipa al Azera.

Sin categoría | conduciendo | 11/01/2007 | Compartir

A mediados de los `90 la coreana Hyundai desembarcó en el mercado estadounidense con sus automóviles económicos y con el plan de seguir una evolución similar a la que realizaron desde de los años `70 las japonesas Honda, Toyota, Mitsubishi y Nissan. Estas marcas dieron sus primeros pasos en el mercado norteamericano con automóviles pequeños y baratos, pero, a partir de la buena calidad de los mismos, fueron ganándose un lugar en el mercado. Con el paso de los años, los automóviles de estas marcas se agrandaron y refinaron, satisfaciendo el gusto del comprador norteamericano y logrando volúmenes de venta altísimos. A tal punto creció este fenómeno que durante varios años el vehículo más vendido de los Estados Unidos fue nada menos que un Toyota, el Camry.

Con el Azera, Hyundai parece haber dado un paso importante hacia este objetivo de convertirse en un productor de automóviles más grandes, confiables y lujosos y ya no solo de "econo-boxes".

Con solo mirar el Azera 2006 alcanza para comprobar lo afirmado hasta aquí. Este sedan de 4 puertas se diferencia claramente de sus hermanos y antecesores de la marca a través de su estilo. El diseño del Azera muestra un perfil más elegante y elastizado que aquellos (y realmente es más grande) y esto, sumado a las líneas cromadas que recorren sus paragolpes, manijas de puertas y superficies vidriadas laterales, dan al vehículo un aire de mayor lujo.

Por otro lado, el frente del Azera muestra la evolución en diseño de los Hyundai a través de la suavización de las nervaduras del capó y la elastización de la parrilla, que había tomado una forma muy cuadrada en las últimas creaciones de la marca. La cola, probablemente, sea el sector más criticable de su diseño. La caída del parante C sobre el baul tiene, quizás, un ángulo poco pronunciado, lo que ocasiona que su remate ocurra demasiado atrás en el baul, generando incertidumbre acerca de si se esta frente a un sedán tradicional de 3 cuerpos o a un hatchback. La realidad marca que nos encontramos ante un tricuerpo con el baul corto y de dudosa efectividad de estilo.

En el aspecto mecánico, el Azera cuenta con un potente V6 de 3.8 lts construido en aluminio y capaz de erogar 263 hp a 6000 rpm y 255 Nm de torque a 4500 rpm. Este impulsor es nuevo y es el más potente de la marca y cuenta con válvulas de apertura continuamente variable en forma electrónica (CVVT).

Por el lado de la seguridad activa y pasiva también queda en evidencia el esfuerzo de Hyundai por mejorar: El Azera trae de serie sistemas de antibloqueo y de distribución de fuerza de frenado (ABS y EBD respectivamente) y de control electrónico de tracción y estabilidad (TCS y ESC). Esto, sumado al sensor de peso de los pasajeros (para un disparo adecuado de los múltiples airbags), los apoyacabezas activos y varios otros dispositivos convierten al Azera en un auto realmente seguro.

Obviamente, el equipamiento de confort esta a la altura del resto del vehículo e incluye, entre otras cosas parasoles retráctiles electrónicamente en la luneta trasera, pedales de altura regulable y un moderno sistema de audio Infinity de 315 watts para 6 CDs con comando remoto en el volante.

Hyundai da comienzo a otra etapa. En la calidad de sus productos tiene plena confianza: Desde hace un buen tiempo ofrece garantía total sobre los mismos por tres años (en USA). Ahora además los quiere hacer más grandes, bellos y lujosos. ¿La industria coreana de automóviles podrá repetir la hazaña de la japonesa?

Loading Facebook Comments ...