Maserati llegó a los 100 años

Aunque todo empezó con el deporte automotor como eje, el paso al lujo y la elegancia convirtieron a la firma del tridente en una de las más deseadas de toda la industria.

Noticias | conduciendo | 02/12/2014 | Compartir

El 1 de diciembre de 1914, Alfieri Maserati junto a sus hermanos, Ettore y Ernesto, fundaron en el número 1A de la céntrica vía de’ Pepoli, en Bolonia, Italia, un taller denominado “Officina meccanica per riparazioni automobili e garaje”, sociedad que con el paso del tiempo se convertiría en lo que hoy se conoce como Maserati, una de las automotrices más prestigiosas y reconocidas del mundo.

Si bien esta fecha es la que conmemora el primer siglo de vida de la compañía, la realidad es que el primer automóvil fue fabricado en 1926. Ligados al mundo de la competición, durante sus dos primeras décadas de vida sólo se construyeron coches de carreras. El primer bólido que se desarrolló fue el Tipo 26, el cual consiguió ese mismo año la victoria en la Targa Florio. Los años continuaron y el palmares deportivo se fue ampliando cada vez más; entre los principales logros se encuentran las consagraciones en las 500 millas de Indianápolis y el quinto y último Campeonato del Mundo de Fórmula 1 de Juan Manual Fangio.

Como toda marca era necesario un logo para identificarse y distinguirse ante los demás, y es por eso que Mario, el quinto hermano en sumarse, se inspiró en el tridente que lleva en su mano la estatua de Neptuno ubicada en Piazza Maggiore de Bolonia. Vale recordar que el cuarto hermano, Bindo, se unió a la empresa cuando falleció Alfieri en 1932.

Ya afianzado en el mundo del deporte motor, fue en 1947 cuando llegó el primer modelo de calle, el A6 GranTurismo. Ya entrada la década de los 60, las competiciones pasaron a ocupar un segundo plano en la hoja de ruta de Maserati y la producción se centró en coches para el público tales como el 3500 GT y, sobre todo, el Quattroporte. Justamente, este último es el que todavía hoy sigue siendo considerado como el modelo insignia. Asimismo, fue el primer ejemplar de cuatro puertas de la casa y es considerado como el creador del segmento de las berlinas deportivas de lujo.

A lo largo de este siglo, Maserati fue adquirida en 1937 por el empresario Adolfo Orsi, en 1968 paso a manos de Citroën, en 1975 se vendió a un consorcio administrado por el ex piloto de Fórmula 1 argentino Alejandro de Tomaso y en 1993 fue comprada por el grupo Fiat, que en la actualidad continúa gestionandola, aunque desde las instalaciones de FCA.

A cien años de su creación la marca del tridente goza de un gran momento en su historia. Sus números de ventas están en ascenso constante, logró afianzar su imagen representativa y es admirada por propios y ajenos. Además, y de acuerdo a los planes ya estipulados, al portafolios conformado por el Quattroporte, el Ghibli el GranTurismo y el GranCabrio en 2015 se le sumarán el Levante, el primer SUV de lujo de la marca que estará dotado de tracción en las cuatro ruedas, y los Alfieri cupé y cabrio.

El primer centenario estuvo plagada de logros y éxitos; el segundo ya comenzó y la realidad está camino a superar a las expectativas. Felicidades!

Loading Facebook Comments ...