Scion tC 2010

La apretada competencia en el segmento de los subcompactos, obligó a la marca a redelinear el modelo con detalles en el exterior y un interior aun más refinado.

Sin categoría | conduciendo | 16/06/2009 | Compartir

El segmento de los subcompactos es quizá al que apuntan la mayoría de las empresas, y es por ello que no hay que quedarse en el tiempo con los modelos. En el caso del Scion tC tenía una vista de lujo, pero algo anticuada, entonces los diseñadores han decidido darle una mirada más juvenil con un nuevo color exterior y siempre aportando a la línea generoso equipamiento estándar y economía de combustible.

La carrocería aumentó en ancho para facilitar la postura y proporcionar más espacio interior, el cual cuenta con características inesperadas como una textura inspirada en papel japonés para los paneles de puertas. Además, se utilizaron materiales de absorción acústica para mayor confort y tranquilidad en cabina.

La sofisticada consola central tiene detalles en aluminio, que rodean los botones más fáciles al tacto, y posee una pantalla central de siete pulgadas para el navegador y el equipo de sonido Pioneer. Dado que muchos clientes quieren añadir en su vehículo un sistema de entretenimiento para la segunda fila, dicho dispositivo de música tiene salidas en la parte trasera para agregarle más altavoces, subwoofer o infoentretenimiento adicional.

El ingreso a la segunda fila se facilitó gracias al mayor desplazamiento de los asientos delanteros. Una parte trasera que se divide 60/40 y que puede ser reclinada totalmente para darle un espacio de carga de 8.5 pies más. Además, el interior parece de mayor tamaño, ya que tiene un techo de cristal panorámico.

De su exterior se ofrece un nuevo color, azul náutico metalizado, para reemplazar al avejentado Blue Ribbon Metallic. Luego no ha sido tan rediseñado con respecto al modelo anterior, salvo la fascia delantera que se distingue por una parrilla superior e inferior y acabados en negro en las ópticas, que poseen luces redondas.

El motor es un 2.4 Litros, cuatro cilindros, que genera 161 caballos de fuerza, y que integra distribución variable de válvulas inteligente (VVVT-i), ayudando ha bajar las emisiones de gases y el consumo de combustible. Éste propulsor está asociado de serie a una transmisión manual de cinco velocidades u opcional una de cuatro automática controlada electrónicamente.

Al igual que todos los Scion, el tC viene de serie con airbags delanteros de doble etapa, laterales y de cortina, sistema de presión de neumáticos, reposacabezas activos, un botiquín de primeros auxilios, y sólo para el conductor, bolsas de aire de rodilla.

En un mercado tan competitivo como es el del segmento subcompacto, es inevitable actualizar los modelos sin dejar pasar mucho tiempo, y si además se le da un aspecto más juvenil las ventas se expandirán y el target se abrirá mucho más para el Scion tC.

Loading Facebook Comments ...