SEAT León Cup Racer, el futuro de la competición

La firma española presentó en Austria un modelo desarrollado para las pistas que logra generar 330 caballos de fuerza y que adelanta cómo serán los próximos ejemplares de carrera.

Sin categoría | conduciendo | 21/05/2013 | Compartir

En el marco del encuentro Wörthersee, y a bordo del barco SEAT, la compañía ibérica enseñó el León Cup Racer, un modelo que muestra los rasgos de identidad de un futuro turismo de competición, preparado para correr en diversas pruebas en cualquier parte del mundo.

Estéticamente, este vehículo de carreras está basado en el León de cinco puertas. Su exterior está pintado en color gris metálico mate con detalles en color naranja; monta llantas de competición de 18 pulgadas, que están unidas a las vías -son más anchas que las del modelo de serie-.

Cuenta con un nuevo frontal adaptado para mejorar la aerodinámica y maximizar el flujo de aire en el vano motor. Tanto el diseño de las taloneras, como el spoiler delantero, los bajos del chasis carenados, el difusor trasero y el alerón posterior extensible en dos etapas consiguen el máximo efecto suelo para trazar las curvas a mayor velocidad. Por su parte, el sistema de frenos y los poderosos pasos de rueda presentan aperturas en la parte posterior para ayudar a refrigerar los frenos de cuatro pistones de las ruedas traseras.

En la cabina, el León Cup Racer tiene una jaula de seguridad de alta resistencia para proteger al piloto. El asiento tipo baquet presenta un soporte HANS para cabeza y cuello, y el tapizado es una piel especial que regula la humedad. Se mantiene la disposición básica del puesto de conducción del modelo de serie, pero toda la información al conductor y los mandos se concentran en el volante multifunción y en la pantalla TFT de alta resolución que se ubica detrás, para no distraer la atención de quien conduce.

Al margen de lo visual, no hay que dejar de lado el apartado mecánico que oculta este compacto de competición, dado que lleva un motor turboalimentado de 2,0 litros y cuatro cilindros que desarrolla una potencia máxima de 330 CV. Como complemento, dispone de una caja de cambios DSG de seis velocidades con levas en el volante y un diferencial de bloqueo electrónico que provocan que el par motor máximo sea de 350 Nm a las ruedas delanteras. Otra posibilidad es equipar, para las pruebas de resistencia, con una caja de cambios secuencial con el cambio en la consola central y un diferencial de bloqueo mecánico.

Para aquellos interesados y amantes de las carreras, la variante DSG costará 70.000 euros (sin impuestos) y la de transmisión secuencial 95.000 euros (también sin impuestos).

Vale la aclaración que el barco SEAT se ha convertido en uno de los elementos típicos del festival Wörthersee. Como cada año, la fiesta VIP que se organiza en esta embarcación para los socios del SEAT Club es uno de los acontecimientos más esperados. Durante los cuatro días del encuentro, los DJ amenizan el ambiente al ritmo de la música más actual.

Junto al Cup Racer en el stand de SEAT se exhibirán cinco atractivas ediciones de los modelos Ibiza y León, cada una con un nivel de equipamiento personalizado.

Loading Facebook Comments ...