Test: Chevrolet Trailblazer RS

Pruebas | Matias Muro | 21/12/2020 | Compartir

Destacado por su diseño moderno y una mecánica fresca te contamos nuestras sensaciones a bordo del Chevrolet Trailblazer RS.

Cerca de una década ha transcurrido para que la denominación Trailblazer vuelva al ruedo. En este caso este vehículo poco tiene que ver con su antecesor.

Aspecto exterior

En esta oportunidad nos sentamos arriba de la variante más deportiva RS AWD que como bien lo indica su nombre cuenta con la tracción integral y un look más llamativo. (ver video del test completo)

Con sus renovadas características, el Chevrolet Traiblazer RS toma posición entre los modelos Trax y Equinox.

Su diseño resulta similar a otros vehículos del “moño”, con esa doble parrilla y los faros integrados que nos parecen muy acertados.

En lineas generales su impronta deportiva y su estética rompen con lo tradicional de sus competidores.

Aspecto interior

Por otra parte, el interior es sobrio y está muy bien equipado con varios elementos de conectividad. Sus asientos son cómodos y el ambiente en general es espacioso, lo mismo ocurre con el recinto de carga que teniendo en cuenta sus dimensiones es muy bueno.

La postura de manejo se asemeja a la de un SUV por su altura y todo está al alcance de la mano. Las terminaciones y calidad de los materiales son apropiados.

El Chevrolet Trailblazer RS esconde bajo el capó el propulsor 1.3 litros de tres cilindros turbo que entrega unos 155 caballos de potencia y está acoplado a la transmisión automática de nueve posiciones.

La baja cilindrada y la caja de velocidades permiten que el consumo sea uno sus puntos más destacados junto a su comportamiento ágil en la ciudad.

Ya en autopista sus reacciones son más lentas para alcanzar velocidades o para sobrepasar a otros vehículos y la transmisión demora unos segundos extra en concretar los cambios descendentes.

Seguridad

El Chevrolet Trailblazer RS incluye varios asistentes de conducción como el dispositivo de mitigación de colisión frontal, asistencia de mantenimiento de carril y luces altas automáticas.

Todas estas funciones de seguridad de avanzada logran otro punto a favor frente a sus rivales.

Conclusión

Este nuevo Chevrolet Trailblazer RS nos ha comprado a simple vista por su moderno diseño exterior con un look muy innovador y deportivo.

Su completo equipamiento, la versatilidad del espacio de carga y la comodidad del habitáculo son otros de los atributos.

La seguridad no debe olvidarse con varios dispositivos que permiten una conducción más protegida.

A su vez, la planta impulsora nos ha arrojado un bajo consumo y una destreza rendidora en la ciudad.

Quizás el punto menos favorable pertenezca a su comportamiento dinámico en la carretera con reacciones algo más lentas del acople entre el motor y la transmisión.

El Chevrolet Trailblazer RS ha resurgido como un vehículo fresco y moderno para quienes buscan una alternativa fresca en el segmento.