Test: GMC Sierra AT4

Pruebas | Conduciendo.com | 20/09/2019 | Compartir

Tomamos contacto con la Sierra AT4 de General Motors que combina lujo y funcionalidad junto al potente propulsor 5.3 litros de 355 caballos.

La pick up GMC Sierra AT4 de General Motors tiene la mezcla perfecta entre ostentación y fuerza. Es al mismo tiempo un vehículo de lujo y un todoterreno.


Uno de los detalles que más llama la atención de la pick up GMC Sierra AT4 es su imponente diseño exterior con líneas bien definidas y atrevidas donde resalta la enorme parrilla con el logo de la marca.

General Motors hizo un trabajo excepcional porque la esencia dura y moderna se refleja a través de cada detalle de diseño. Por ejemplo, en la parte frontal  se lucen los ganchos de arrastre en color rojo que se encuentran bajo el paragolpes. Y en la parte posterior, los escapes dobles integrados en el parachoques o la compuerta trasera MultiPro® Tailgate  ofrece 6 funciones distintas para mejorar la carga, descarga y acceso a la caja.

El motor de la pick up GMC Sierra AT4 es bestial y monstruoso. Al encenderlo, se libera toda la potencia del V8 y eso que la camioneta aún no está en movimiento. El poder de los 5.3 litros y 355 caballos de fuerza la convierten en una máquina de arrastre feroz que puede remolcar casi cualquier cosa. Además cuenta con el mecanismo Active Fuel Management una  tecnología de desplazamiento variable que permite “apagar” la mitad de los cilindros en condiciones de carga liviana para mejorar la economía de combustible. Por último, la transmisión automática es de 8 velocidades y su tracción es integral.

Asimismo, el chasis ha aumentado en altura (2 pulgadas) para mejorar la experiencia “indomable” de este todoterreno. Las llantas son de aluminio con un acabado en color negro y los neumáticos, de tipo 4×4, sirven para circular por los caminos más difíciles sin que nada la detenga. Viendo estos detalles, indudablemente la pick up GMC Sierra AT4 está concebida para la aventura.

En el interior de la cabina comienza una nueva experiencia gracias al lujo de los componentes y de las terminaciones. Los asientos, cómodos y firmes, son de cuero negro  con detalles en rojo y diseño deportivo y ofrecen calefacción para los días de frío. La cabina es muy espaciosa tanto en la parte delantera como en la posterior y los pasajeros que se ubiquen en la fila trasera, quedarán impresionados con el amplio lugar para colocar sus piernas.

Por otra parte, su pantalla táctil con 8 pulgadas es un poco pequeña para la gran inmensidad de la pick up  y navegar por sus distintas funciones lleva un poco de tiempo para acostumbrarse. El sistema de sonido marca Bose tiene 6 parlantes de alto desempeño con amplificador y subwoofer.

Maniobrar esta gran camioneta en marcha atrás es un tanto difícil. Afortunadamente el GMC Sierra AT4 está equipada con una cámara de visión trasera de alta definición. Ésta se activa al poner el vehículo en reversa y muestra en la pantalla central una imagen HD para dar una vista precisa al conductor.

En cuanto a la seguridad, posee varios sistemas que convierten a esta camioneta en un vehículo sumamente fiable. Los sensores frontales y traseros detectan obstáculos laterales y el tráfico cruzado. Cuenta con seis airbags frontales para conductor y pasajero, y de tipo cortina para impactos laterales. Además, la tecnología Teen Driver permite mantener seguros a los miembros más jóvenes de la familia. Este sistema bloquea la velocidad máxima del vehículo y el volumen del audio. Para desbloquearlo se introduce un PIN que vuelve las funciones al modo normal.

En definitiva, la pick up GMC Sierra AT4 es la camioneta ideal para los que quieren disfrutar de una aventura a través de caminos sinuosos por la mañana y, cenar en un restaurante exclusivo por la noche. Solo necesitará pasar previamente por un lavadero automático. Donde entrará como una camioneta todo terreno y saldrá como un vehículo de lujo. La combinación perfecta entre ostentación y fuerza.

 

 

Test Drive by Lara Schmoisman

Loading Facebook Comments ...