Test: Scion FR-S 2013

Probamos al nuevo FR-S que se destaca por ser un moderno vehículo deportivo con un excelente rendimiento y un precio acorde.

Pruebas | conduciendo | 10/09/2012 | Compartir

La mayoría de las personas se preguntaba que era ese vehículo que acababa de pasar por la calle. Esa unidad desconocida es el novedoso FR-S que estuvo a prueba en Conduciendo.com por unos días. En cuanto a diseño, se nota claramente que Scion escogió una dirección audaz para este automóvil por lo que no es reconocible como un producto de la marca. Después de conducir por una semana, pudimos atestiguar que este modelo tampoco responde a las características de la firma.

Claramente su exterior está inspirado en los clásicos deportivos con líneas fluidas (entre otros fue inspirado por el Toyota 2000GT 1967). Al mismo tiempo, tiene trazos modernos y elementos de la nueva línea Scion. Con una carrocería cerca del piso, está preparado para cualquier aventura sobre el asfalto. En conclusión, es difícil ignorar al FR-S, ya sé si está estacionado o en cualquier ruta.

Su motorización es un bóxer es de cuatro cilindros y 2.0 litros que alcanza unos 200 caballos de potencia máxima. Esta unidad en conjunto con el peso ligero del vehículo hacen una combinación divertida para un manejo veloz. Los números del consumo dicen que se pueden hacer 22 millas por galón en ciudad, 30 mpg en el extraurbano y 25 mpg en el combinado.

Sentado en la butaca del conductor, se puede sentir que el vehículo va muy bien y que se percibe un control total. Esto a su vez anima a presionar el pedal del acelerador -algo duro- y a encontrarse con un motor sensible que necesita estar por encima de 4000 revoluciones por minuto para demostrar que es un deportivo.

En el interior se ha logrado un verdadero deportivo o al menos sentirse dentro de uno. Los asientos son bajos, profundos y rígidos. Todo lo demás cuenta con líneas limpias y hay una especial atención en el tablero de instrumentos con un odómetro que toma el centro de la escena y un velocímetro digital en LED rojo.

Su confort y las características se asemejan a los otros hermanos de la marca. Entre ellos podemos destacar la conexión Bluetooth para teléfono con audio streaming y la buena calidad del sistema de audio. Con el fin de lograr un deportivo de raza, se han sacrificado algunas características de comodidad como los asientos que son bastante duros y la suspensión corta y rígida que asegurará sentir cada irregularidad de la carretera. Sólo desearíamos que Scion ofrezca los asientos de cuero para el FR-S.

En cuanto a los elementos de seguridad, el Scion FR-S dispone de seis airbags de serie, controles de estabilidad y de tracción, la asitencia en el frenado y los frenos antibloqueo ABS con la distribución electrónica EBD.

Es evidente que el FR-S fue diseñado y desarrollado para entusiastas de los modelos deportivos, con poca comodidad, pero definitivamente llamativo y atractivo para la conducción. Para cualquier persona que siempre ha querido un verdadero vehículo atlético y no podía llegar a él… aquí está su oportunidad.

Loading Facebook Comments ...