Volkswagen piensa en el futuro

La compañía alemana tiene planeado el desarrollo de un motor diésel de alto rendimiento que entrega 136 CV y una nueva caja de cambios de doble embrague de 10 velocidades.

Novedades | conduciendo | 02/05/2013 | Compartir

Basándose en el avance continuo de la tecnología y en sus intensiones de crecimiento a nivel global, durante la 34ta edición del Simposio Internacional de Motor de Viena, Martin Winterkorn, Presidente del Consejo de Dirección del Grupo Volkswagen, adelantó algunas de las novedades a nivel mecánico y de propulsión.

Pocos días después de que Ford y General Motors anunciaran una alianza para crear una nueva generación de transmisiones de nueve o diez velocidades automáticas, uno de los máximos directivos de Volkswagen confirmó que la corporación está trabajando en una nueva caja de cambios de doble embrague de diez marchas que tiene como objetivo reducir el consumo de combustible de los futuros modelos. Actualmente, las transmisiones más modernas utilizadas por el Grupo son las de siete u ocho posiciones.

Otro de los puntos en los que hizo hincapié Winterkorn fue en que “desde el año 2000, hemos reducido en más de un 30% el consumo de combustible de nuestros motores TDI y TSI. Estoy convencido de que en 2020 podemos conseguir un nuevo incremento del 15% en eficiencia”.

Para lograr este paso hacia adelante, se informó sobre el ensamblaje de motores diésel de alto rendimiento que son capaces de alcanzar una máxima potencia de 136 CV por litro de cilindrada, contando con una distribución variable de válvulas y un sistema de inyección de alta presión de hasta 3.000 bar y carga combinada con el innovador e-booster.

En cuanto a otros sistemas de propulsión, se aclaró que “el motor de gas es ecológico, económico y adecuado para su uso diario. La tecnología está completamente desarrollada y los vehículos ya están en el mercado”. Para este rubro, el Grupo ya cuenta con los Volkswagen Eco-up! y Golf TGI BlueMotion y el Audi A3 g-tron.

De la misma manera, se develó la idea de “electrizar todos los segmentos de vehículos para ayudar al automovilismo propulsado por electricidad a dar el gran salto en los próximos años”.

Finalmente, la tecnología híbrida enchufable también estuvo presente en Viena. Esta alternativa permite una autonomía puramente eléctrica de hasta 50 km, un alto nivel de idoneidad para el uso diario en virtud de la recarga desde un enchufe en casa y una completa flexibilidad para viajes largos gracias al motor de combustión interna. Además del Porsche Panamera y el Audi A3 e-tron, que pronto serán producidos de forma completa, se adelantó que en unos años rodarían con esta tecnología el Golf y el Passat, el Audi A6 y el Porsche Cayenne.

Loading Facebook Comments ...